¿Tarjeta verde, cédula azul o autorización por escribano público?

A la hora de viajar, es bueno saber cuáles son los requisitos para circular y cuáles son las cosas que con mayor frecuencia controla la Policía en la ruta. Ya hablamos de ambos temas, pero una y otra vez surge para algunos la duda sobre la tarjeta verde y la cédula azul. Y además, también figura el interrogante sobre la autorización por escribano público. ¿Cuál hay que tener y de qué depende? ¿Son todas válidas o una sí y otra no? Veamos…

La Ley Provincial de Tránsito de Córdoba nos dice que los conductores deben tener la cédula de identificación del automotor, esto es, la tarjeta verde o la cédula azul. Ambas son válidas, pero existe una diferencia entre ellas: la tarjeta verde se emite por defecto al realizar la transferencia de un vehículo nuevo o usado y es una sola, en cambio, la cédula azul es sólo a pedido y puede haber varias por cada vehículo y persona.

Al respecto, la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad Automotor señala que la tarjeta verde se emite a nombre del o los titulares de un vehículo. Y que para esa o esas personas, no tiene vencimiento. Pero para las demás personas que quieran utilizar el auto, sí hay un vencimiento y es de un año a partir de emitida. En ese plazo, los que no sean titulares podrán usar el vehículo con la tarjeta verde, sin necesidad de una azul; pasado el tiempo de vigencia (1 año) deberán tramitar la cédula azul.

La cédula azul la solicita el o los titulares del vehículo en el Registro del Automotor que corresponda a su domicilio y se señala la cantidad de documentos que se necesitan y las personas que figurarán en ellas. Estos individuos estarán autorizados al uso y manejo del vehículo, ya que la cédula azul cumple la función de autorización a terceros. En este caso el documento no tiene vencimiento.

Autorización por escribano

Por cuestiones de tiempo o practicidad, en los últimos años fue aumentando el uso de la autorización por escribano público, en la que el profesional firma un documento con el titular del vehículo para habilitar a terceras personas al uso y manejo del auto. Y aunque se podría pensar que esto lo podrían usar más que nada empresas, también hay particulares que recurren a este intrumento. Una de las ventajas es que se podría pactar el tiempo de vigencia de la autorización, como un viaje, días, semanas, etc.

Pero… ¿se puede? ¿es válido? Sí, la autorización por escribano público es válida e incluso está reconocida por la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad Automotor. No obstante, los notarios deben informar a la DNRPA sobre el trámite, para que puedan ser consultadas por los organismos de seguridad (Policía, Gendarmería, Inspectores, etc) en caso que se necesite.

Comentarios

You may also like...